Nuestro proyecto Información para los usuarios Contacto
inicio
galerias de autores
fotos por temas
últimas fotos
últimos comentarios
video tuobjetivo
curso de fotografía
tutorial ps
enlaces
foro
BUSCADOR DE FOTOS
 
 
 
USUARIOS REGISTRADOS
EMAIL 
CLAVE 
Recordar mis datos  
Si no recuerdas tu clave, pulsa AQUÍ.
REGISTRATE
  Si aún no te has registrado, puedes hacerlo ahora:
 
Registrarse es totalmente gratuito.
FOTO DEL MOMENTO
CURSO DE FOTOGRAFÍA
TEMA I - Diafragma, obturador, sensibilidad y luz.

La fotografía consiste en retener sobre un soporte exterior aquello que se nos dibuja en el interior del ojo y que tiene para nosotros un cierto interés.
Nosotros vemos las cosas porque emiten o reflejan la luz.
Es la luz la que impresiona nuestra retina y la que impresiona el material sensible de nuestra cámara fotográfica.
Saber ver y captar adecuadamente la luz de las cosas que queremos fotografiar es el primer problema con el que se encuentra el fotógrafo.
Para poder resolverlo hay que tener en cuenta el diafragma, el obturador y la sensibilidad del soporte de impresión.

EL DIAFRAGMA

Es la abertura de entrada de luz. Cuanto más pequeña sea la cifra, más abierto está el diafragma y, por lo tanto, más luz entrará.
Cada paso de un diafragma al otro contiguo, la entrada de luz varía un 100%, eso quiere decir que si abrimos un paso el diafragma, por ejemplo, pasamos del 5,6 al 4, se deja pasar el doble de luz y si lo cerramos un paso, por ejemplo, del 8 al 11 se deja pasar la mitad de luz.

Aberturas (de más abiertas a más cerradas): 2 – 2,8 – 4 – 5,6 – 8 – 11 – 16 – 22 – 32

EL OBTURADOR

Es el mecanismo que regula el tiempo de entrada de la luz, viene indicado en números que indican fracciones de segundo. O sea, por ejemplo el número 1.000 indica una milésima de segundo.
Siguiendo la lista, después del 1 ( que quiere decir un segundo) suele venir el 2 – 3 – 4 que ahora ya no indican partes de un segundo sino segundos.
La B indica que mientras tengamos apretado el botón, el diafragma estará abierto y la T, que el diafragma se abre al apretar el botón y que permanecerá abierto hasta que no lo volvamos a apretar.
El binomio “diafragma-obturador” es con el que tenemos que jugar para obtener una correcta exposición.
Imaginémonos que la exposición correcta es la de 125 de velocidad por 8 de diafragma. Si queremos que la foto se haga más rápida, para que no salga movida, pondremos 250 de velocidad y entonces, para compensarlo, tendremos que abrir un punto el diafragma: 5,6. Si por contra, queremos cerrar el diafragma para que nos dé más profundidad de campo, y ponemos 11 de diafragma, esto nos obliga a hacer más lenta la velocidad y la pondremos a 60.
Cuando en número de la velocidad sube (va más rápido) el del diafragma baja (se abre más).

SENSIBILIDAD

La sensibilidad se había venido marcando por DIN (Deutsche Industrie Norm) o por ASA (American Standars association). Actualmente las indicaciones de sensibilidad están siendo cambiadas por ISO (international Standars Organisation).
Cuanto más baja sea la sensibilidad mejor cualidad de la imagen, más contraste y más saturación en los colores. Por el contrario, se habrá de abrir más el diafragma y se tendrá que disparar a una velocidad más lenta que nos obligará tal vez a usar el trípode.

LA LUZ

Según de donde nos venga la luz la podemos clasificar en:

LUZ FRONTAL

De espaldas al que hace la foto y de frente al objeto que fotografiamos. La figura no tendrá relieve y si es una persona a quien fotografiamos es más que probable que el sol le moleste y se dibujen muecas en su rostro. Es una luz mala.

LUZLATERAL

Queda media figura iluminada y la otra mitad a la sombra. Puede servir para marcar un carácter enérgico, o marcar la textura de una pared, resalta las formas.

LUZ 3/4

Llega en ángulo de 45 grados, ilumina media cara de la figura y parte de la otra. Marca relieves y es una buena iluminación.

CONTRALUZ

Luz de cara al fotógrafo y de espaldas a aquello que fotografiamos. Peligro de que entre luz en el objetivo. Nos podemos ayudar de un parasol, de la mano o de otro objeto para evitar que llegue al objetivo.
Iluminación difícil, pero de resultados espectaculares si se sabe captar correctamente.. Las figuras pueden quedar enmarcadas en un halo sorprendente. Podemos obtener siluetas en negro si detrás tenemos un cielo luminoso.
Cuando la luz está detrás del objeto que fotografiamos y está más alta y desplazada hacia un lado, forma un contraluz lateral que puede dibujar una estrecha franja de luz perfilando media silueta, lo cual produce un efecto muy agradable.

LUZ ZENITAL

Viene de arriba. Es mala, es demasiado fuerte y marca unas sombras en los ojos que quitan vivacidad a la expresión.

INTENSIDAD DE LA LUZ

La luz conviene que sea suave. La del sol es mejor en primeras horas de la mañana o en las últimas de la tarde. El sol de mediodía no es bueno. La luz del sol cuando pasa a través de una capa delgada de nubes nos llega difusa y suele ser una buena luz.
El sol que ilumina una estancia a través de una ventana marca demasiado la diferencia entre la parte iluminada y la que no lo está.
Es conveniente poner un reflector que suavice las sombras. Puede ser una pantalla blanca, una sábana o cualquier cosa que reflecte la luz.
Si la luz proviene de un foco pequeño marca muy bien las zonas iluminadas de las de sombra, el contraste es duro. Si la luz nos llega difuminada atenúa mucho este contraste.
Cuando el contraste es muy grande conviene adecuar y ajustar la cámara a la luz de aquello que queramos fotografiar y que siempre tendríamos que procurar de que estuviera bien iluminado. Si el centro de interés está bien de luz no tiene importancia que en el resto haya sombras negra.

 
© 2017 tuobjetivo.com - Todos los derechos reservados :::: Condiciones de uso :::: Aviso legal :::: Créditos: Disseny web Girona ATMultimedia.com ::::